¡Feliz año!

Como todos los años toca hacer balance de este que se acaba y aunque quería hacerlo de otra manera, no ha sido posible. Pero allá vamos.

En lo profesional una vez más tengo que daros las gracias por haber estado conmigo desde “No me prives en tu piel” que se publicó en enero, hasta “Dímelo en silencio” que fue en octubre. Gracias una vez más por permitirme soñar y acompañarme cuando empecé una nueva etapa. Sin duda en ese ámbito sois lo mejor de este 2016, vosotros, los lectores, la otra mitad de cada proyecto. Nunca tendré palabras para expresar lo que me hacéis sentir con vuestro apoyo. Sois tan especiales para mí que es imposible explicarlo. Gracias, bipolares, porque desde que llegasteis a mi vida, la transformasteis. Os estaré eternamente agradecida

En lo personal… ha sido complicado desde el primer hasta el último día. Así que os confieso que estoy deseando que el 2016 quede atrás y llegue el 2017. Un nuevo año en el que espero poder seguir cumpliendo sueños y disfrutarlo plenamente como no ha terminado de ser posible en este que por fin se marcha.

De todo corazón os deseo lo mejor para el 2017. Feliz año, familia. Se os quiere

Novedades literarias:

Cuatro historias diferentes, llenas de corazón y que os harán suspirar, llorar, reír… y amar. Descubrid a Michelle, Paula, Sofía y Nora, que ellas os hablen…
Ding… Dong…
Cuatro mujeres en un centro comercial.
Cuatro destinos en manos del azar.
Mas, caprichosa, la diosa Fortuna…
¿Querrá hacer sus sueños realidad?
Es tiempo de buenos deseos.
Reencuentro, Esperanza,
Paz… Solidaridad.
Es la Navidad.
Ding…Dong…
Dang…

Seguir leyendo Novedades literarias:

¡Nueva etapa y aventura!

Tras mucho pensarlo he seguido los consejos de muchas de vosotras, las bipolares. Ha sido un año complicado y como he comentado en más de un proyecto, no quiero quedarme con la espina de… ¿y si hubiera…? Espero que con esta nueva aventura y después de haber estado algo desaparecida debido a los cambios importantes que ha habido en mi vida en los últimos meses, podamos estar más cerca, ayudar en lo que sea posible, que nos conozcamos y sobre todo, divertirnos con contenidos que vosotr@s mismos propongáis para que así sea. Y que yo estaré encantada de hacer.

Por cierto… confieso que me veo muy cohibida y que repetí el vídeo mil veces, atacada por lo nervios, pero al mismo tiempo ilusionada de empezar otra etapa en la que espero que me acompañéis y abrirme como no soy capaz en público. ¡A ver si sirve como terapia para superar esos miedos!

Gracias por todo una vez más. Os quiero, bipolares.